martes, 25 de septiembre de 2012

Voces

Mi cuerpo pide con urgencia una inyección de vitalidad, de ganas, de adrenalina, de "drogas", de ansias y de motivación.

La cabeza me pide más sangre de la que llega para poder funcionar como quiere, para poder desear más. 
Me pide más música que horas tiene el día y yo no puedo dársela. 

Me grita que me lie a ostias con los inútiles de secretaría y que les escupa a la cara a aquellos que son incapaces de enseñar y de inculcarme curiosidad.

Me dice que corra lejos, que me esconda y que desaparezca del mapa; luego se contradice y me desvela por las noches.

Se camufla con las "demás" voces que me dicen qué hacer, cuando y cómo... y ya no se quien habla.

Que pide y pide pero no me da fuerzas ni ganas. Sé que tengo tiempo, pero me falta "la zanahoria", el cebo que me haga tirar hacia delante. Lo sé, el problema es sólo mio...










Maldita mente y maldito cuerpo...caprichosos y demasiado optimistas para mi.

Sin embargo, no queda otra, mi cuerpo pide...sólo queda dar, sonreír (pero a mí manera) y caminar.

Que había olvidado que todavía es Septiembre.


jueves, 6 de septiembre de 2012

M83