martes, 1 de septiembre de 2009




Quiero ser la-del-otro-lado-del-espejo,


La que no puede verse en el reflejo

La zurda

La fuerte




La que mira con soberbia y superioridad



La imagen distorsionada por el alcohol y el humo del bar.


La que no tiene porqué aguantar días de 24 horas ni que esperar a que el vaho de la ducha se vaya para poder arreglarse.




Septiembre…se bienvenido.

3 comentarios:

Valkyrie dijo...

Siempre podemos ser dos... incluso tres.

Aru dijo...

Los días no tienen por qué tener 24 horas ni estás obligada a reflejarte en un espejo. Mira por encima del hombro desde el-otro-lado-del-espejo.

Ove dijo...

Los días pueden tener tantas horas como te apetezca al levantarte =)

No me gustan los espejos >.< El de mi cuarto de baño me secuestra las buenas caras de foto.