viernes, 2 de enero de 2009

Cristales


Le miraba con la soberbia que sólo deberían de tener los dioses, con media sonrisa en la cara, insinuando…o más bien afirmando que él sabía toda la verdad, todo lo que pensaba, lo que se ocultaba incluso a sí mismo, lo que sentía…sencillamente todo.



Era un monstruo disfrazado tras un rostro aparentemente humano, no quería verlo más, no podía verlo más...



Lo odiaba



Lo temía.



A pesar de saber que jamás podría huir de él, a pesar de ser consciente de a quién se enfrentaba no pudo reprimir más su rabia.



Con las fuerzas que le quedaban y con un grito ahogado lo golpeó.



Cayeron, hechos mil pedazos, los trozos de cristal que antes habían sido espejo.



Ni siquiera así consiguió huir de su reflejo.

1 comentario:

Guri dijo...

Conozco a un chico que lo hizo ;P