miércoles, 10 de junio de 2009

Welcome


No tengo ni su imagen, ni su nombre.


Ni siquiera la certeza de su existencia fuera de mi mente.

Es curioso, se supone que un pensamiento es real por el hecho de ser pensado…sin embargo…a veces ser real no tiene nada que ver con existir materialmente.

Y es que si todas las ideas se hicieran materiales, no existirían los sueños.

Malditos, ¿cómo se puede despreciar tanto algo que en verdad no existe materialmente?.

Soberbios,¿ cómo os atrevéis a interferir si hasta carecéis de materia?

Quizás en eso resida vuestro poder.

Desgraciados….

Os echaba de menos…igual que a Ella y a sus ojos.

1 comentario:

aLba * dijo...

bienvenido al boulevar de los sueños es tu primer año ?